Cercanos a una nueva década, las Ciencias de la Comunicación siguen atrave-
sando una serie de cuestionamientos que parecen agravarse conforme pasan los años. Si bien los materiales y soportes han ido mutando hacia la virtualización y la portabilidad, los procedimientos de investigación y los métodos de trabajo parecen no haber cambiado mucho.

Aspectos tecnológicos positivos (como la digitalización y el acceso a data diversa) han provocado que las tradicionales prácticas de autorregulación (llámense el análisis profundo de los documentos, el contraste de las fuentes, la preocupación por mantener la originalidad del contenido, entre otras) colapsen frente a la irrefrenable necesidad de publicar en las redes sociales: postear y buscar la respectiva viralización, sin importar a veces su veracidad, exactitud o si han consultado todas las perspectivas o dimensiones de la problemática.

TABLA DE CONTENIDO

Publicado: 2019-11-25

Editorial

Artículos