Los paradigmas informativos actuales no sólo se enriquecen con la diversidad temática (que responde a la ampliación de las áreas de especialización periodística), sino también con los formatos digitales que se nutren de las posibilidades multimedia e hipertextuales de la Internet, potenciados aún más con el uso cotidiano de los dispositivos electrónicos portátiles.

Estos soportes han dejado de ser simples aparatos y artilugios banales de cuestionada trascendencia. Ahora se configuran como sofisticados herramientas interactivas que permiten hilvanar y establecer lazos de comunicación “glocal”, es decir, que pueden generarse en una comunidad y posteriormente gozar de una difusión y retroalimentación mundial.

TABLA DE CONTENIDO

Publicado: 2018-07-29

Editorial